Santa Juana de Arco

oracion a santa juana de arco

Historia de Santa Juana de Arco.

Es una de las santas más famosas, Dios se comunicaba con ella mediante revelaciones y locuciones interiores, para liberar a Francia de la ocupación inglesa.

Nació en enero de 1412 en el pequeño pueblo de Domrémy (Francia), tuvo dos hermanos y dos hermanas, a los 14 años Juana tiene su primera experiencia mística, donde ve y oye al arcángel San Miguel, a Santa Catalina de Alejandría y a Santa Margarita de Antioquia, donde le explicaban que era la enviaba del cielo, para que luchara por la libertad de Francia.

A sus 14 años la llamaban la doncella de Orleans, tenía visiones y escuchaba voces que provenían del cielo, estas voces la persuadían para que llevara una vida devota y piadosa.

Años más tarde sintió el llamado de Dios para realizar una misión, que no parecía al alcance de una campesina analfabeta y además de corta edad, para dirigir el ejército francés y expulsar a los ingleses del país.

Dios le piden que se presente ante el comandante del rey, para que libere Orleans de las tropas inglesas, para luego ayudar a Carlos VII a ser el rey de Francia.

Juana era una joven campesina que no sabía escribir, ni leer, era inocente, virgen que vestía de armadura, andaba a caballo y lideraba un ejército. Siendo guiada por Dios salió triunfadora y llevo a Carlos VII a ser coronado como rey de Francia.

Lastimosamente tuvo un final trágico, ya que fue olvidada por sus amigos, traicionada por el rey y muere quemada en la hoguera, todo por la gran fe que sentía por Dios.

Su madre era muy piadosa y le enseño la devoción por la virgen María, por lo que Juana todos los sábados recogía flores para llevarlas al altar de nuestra Señora, su mayor deseo era llegar a la santidad y no cometer ningún pecado, era tan bonita, buena y bondadosa, que todos los de su comunidad la querían mucho.

Solo tomo las armas para defender y atender el llamado de Dios, solamente llevaba su estandarte cuando estaba en batalla, donde estaban impresos los nombres de Jesús y María.

Cuando estuvo abandonada sin el apoyo del rey y sus amigos, encaro su muerte con valor y siempre fiel ante Dios y decía: Todo lo que he hecho es por la orden de Dios.

Historia de Juana de arco

Biografía de Juana de Arco y las hazañas de su vida

En 1422 Francia estaba en una gran lucha de poder con Inglaterra, fue una guerra tan larga que fue conocida como la guerra de los Cien Años de 1337 hasta 1453, duro 116 años, cuando el rey francés Carlos VI acababa de morir y los ingleses junto con sus aliados, estaban decididos de impedir que su hijo el Delfín Carlos, recibiera la corona.

Juana fue capturada por las tropas inglesas y Carlos VII a pesar de que fue la que le ayudo hacer el rey de Francia, la abandona a su suerte, ya que tenía miedo de que su popularidad y poder más tarde le costara la corona.

Entregada a los ingleses, Juana de Arco fue trasladada a Ruan y juzgada por un tribunal eclesiástico, que la acusada de brujería, con el argumento de que las voces que le hablaban procedían del diablo.

Tras un proceso inquisitorial de tres meses, fue declarada culpable de herejía y hechicería; pese a que ella siempre había demostrado su inocencia, Carlos a pesar de haber sido coronado gracias a ella, no hizo ningún intento de liberarla.

Juana de Arco tuvo gran fidelidad a la iglesia y a Dios, cuando era interrogando para condenarla, le dicen: retrátate de tus ideas, o iras a la hoguera, pero Juana les contesto: a mí, me ha hablado Dios a través de las voces de: San Miguel, Santa Catalina y Santa Margarita.

En el juicio le hicieron firmar un papel, del cual ella no es consiente ya que no sabía leer, este papel era para que los ingleses aceleraran el proceso y condenarla a la hoguera.

Donde los clericós fueron muy faltos de caridad, donde no se pudo apelar a una entidad superior para que ella se defendiera, donde el mal rey Carlos VII, la abandona a su suerte, donde al final la matan, porque había que matarla. 

El 30 de mayo de 1431 Juana fue llevada a la plaza de Reims, donde una gran multitud se presentó para presenciar el espectáculo, un militar francés de la realeza, que había acudido en su salvación, pero lastimosamente llego tarde.

Su último deseo es que le acercaran a una cruz para que fuera lo último que ella viera y le hicieron una cruz rudimentaria.

A sus 19 años mientras los verdugos encendían la hoguera, Juana invocaba al arcángel San Miguel y luego de pronunciar el nombre de Jesús varias veces, entrega su vida al Padre Celestial. 

Se hicieron tres intentos para destruir su cuerpo, porque las llamas no consumieron su cuerpo por completo, pero muere en el primer intento, por intoxicación con el monóxido de carbono, su corazón quedo intacto y fresco, muere de una forma heroica donde la mayoría de asistentes, toman conciencia del error que se cometió, al quemar una inocente, sus cenizas y el corazón fueron arrojaron al rio Sena. 

La muerte de Juana de Arco la convirtió en un mártir, a los ojos de los franceses. Esto fortaleció a Carlos VII aún más, mientras que los borgoñeses, asustados por ese desarrollo de los acontecimientos, decidieron por ello unirse otra vez a él y dejar su coalición con los ingleses por temor a tener que atenerse en un futuro a consecuencias negativas para ellos por haber entregado Juana de Arco a los ingleses.

Todo esto y la necesidad de Carlos VII de hacer una alianza con ellos para poder vencer a los ingleses llevó al tratado de Arras, que fue acordado el 21 de septiembre de 1435, en la que los borgoñeses reconocieron a Carlos VII como rey de Francia a cambio de beneplácitos.

Esa alianza fue la que llevó a la posterior derrota definitiva de los ingleses en la guerra de los cien años, que terminó en 1453.

Juana de Arco fue beatificada en 1909 y canonizada en 1920, año en que Francia la proclamó su patrona, en 1920 fue declarada santa por el papa Benedicto XV. 

imagen de juana de arco

Oración a Santa Juan de Arco. 

Amada y gloriosa Santa Juana de Arco, 

llena en la confianza, amor y fe al divino niño. 

Intercedo ante ti, ya que eres ese ser que me llena, 

de fortaleza para seguir luchando, 

ante las adversidades que se me presenta cada día, 

nunca te apartes de mí lado, 

para que puede seguir los senderos de la verdad, serenidad, 

armonía y paz, puestos siempre en la divinidad, 

te lo pido por nuestro padre Celestial. 

Amen. 

Oración a Juana de Arco

Oh gloriosa Santa Juana. 

Ante tus enemigos, ante el hostigamiento, 

el ridículo y la duda, te mantuviste firme en la fe. 

Incluso abandonada, sola y sin amigos, 

te mantuviste firme en la fe. 

Incluso cuando encaraste la muerte, 

te mantuviste firme en la fe. 

Te ruego que yo sea tan inconmovible 

en la fe como tú, Santa Juana. 

Te ruego que me acompañes en mis propias batallas. 

Ayúdame a perseverar y a mantenerme firme en la fe. 

Amén. 

Santa Rita de Casia

santa rita

Oración a Santa Rita de Casia

Oh misericordiosa y bendita,

Santa Rita de Casia,

tú que fuiste refugio de los más necesitados,

esposa comprensiva y cariñosa madre,

te ruego intercedas ante nuestro padre Celestial,

me otorgue una vida llena de paz, esperanza y felicidad,

en este valle de lágrimas,

donde solo hay violencia, odios y rencores,

te lo pido por los méritos de nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Oración a Santa Rita para el amor

Señor Dios omnipotente y misericordioso,

conviérteme para que me arrepienta de mis pecados.

Tócame para que me levante y vaya a ti,

tengas misericordia de mí.

Líbrame Señor, de todos los males presentes y futuros,

concédeme la paz espiritual y temporal.

Bendice al Papa, a los Obispos y a los Sacerdotes,

para que guíen con acierto al Pueblo de Dios,

ilumina a todos los que tienen en sus manos

los destinos de nuestra Patria,

para que gobiernen conforme a los principios del Evangelio,

dales un corazón recto, para que no se

aparten del camino de tu justicia.

Te pido me concedas el remedio

de mis necesidades que ahora te presento y

que pongo por intercesora a Santa Rita de Casia,

Dame Señor tu gracia, para que un día pueda

cantar tus alabanzas en el cielo.

Amén.

santa rita de casia oracion

Historia de Santa Rita de Casia

El 22 de Mayo se celebra el día y la fiesta de Santa Rita de Casia.

Santa Rita nació en 1381 en Roccaporena un pequeño pueblito cerca de Casia (Italia). Su vida comenzó en tiempo de guerras, terremotos, conquistas y rebeliones, donde países eran invadidos, ciudades atacadas y las poblaciones convivían con guerras, los problemas del mundo no parecían tener solución. Pero Santa Rita siempre fue una poderosa intercesora, rezando por los más necesitados.

Santa Rita de Casia es conocida como ángel de la paz, consuelo de los hogares, mujer del perdón heroico, santa de las rosas, abogada de las causas imposibles.

Fue una hija obediente, esposa fiel y maltratada, madre, viuda, religiosa, estigmatizada y santa incorrupta, Rita fue una niña buena, obediente a sus padres, dedicada a la oración para pedía por los más necesitados, asistía frecuente mente a misa y su mayor deseo era ser religiosa para servir a Dios.

Cuando niña visitaba con frecuencia el convento de las Agustinas en Casia, deseando algún día unirse a su comunidad, donde era querida y su rostro bello expresaba energía y fortaleza.

Dios le concedió la gracia de leer milagrosamente y decía: Los obstáculos son enseñanzas para el espíritu.

Sus padres eran Antonio Lotti y Amata Ferri que ya pasaba de los 40 años y había perdido la esperanza de ser madre, pero Dios le concedió el regalo de esta hija única, a quien bautizaron Margarita y para abreviarlo la llamaban Rita.

Santa Rita de Casia no tuvo una vida fácil, fue una esposa fiel, pero era maltratada por su esposo, sin embargo, gracias a su amor a Jesús logró la conversión del marido y ahora es conocida como la santa de lo imposible y Patrona de los necesitados.

Sus padres trabajaban en el campo, eran cultos y pacificadores, la tarea de pacificador se hacía ante testigos y con acta notarial, la reconciliación terminaba con un beso de paz o con un apretón de manos, aunque hubiera obligación de reparación material, este oficio de pacificadores era muy importante para aquellos tiempos turbulentos, de violencias y venganzas.

Sus padres cuando presenciaban violencia, discusiones o enemistades, intervenían para tratar de solucionar los problemas, por esto eran llamados los pacificadores de Jesucristo, ya que no necesitaban discursos poderosos ni diplomáticas, solo necesitaban el Santo Nombre de Jesús y sabían que solo así se pueden apaciguar las almas.

Cuando Margarita tenía pocos días de nacida y dormía en una cesta mientras sus padres trabajaban en el campo, unas abejas blancas se posaron sobre su boca sin hacerle daño para depositarle dulce miel, sin que sus padres se dieran cuenta, un campesino al ver esto, trato de ahuyentar las abejas con su brazo herido y su herida sana de inmediato, sus padres interpretaron esto como una gracia extraordinaria de Dios y sus biógrafos como un hecho sobrenatural, donde Dios la predestinaba para hacerla Santa.

Sentía desde niña una fuerte inclinación a la vida religiosa, pero la providencia divina dispuso que pasara por todos los estados para santificarla y extender la luz de su ejemplo y el aroma de su virtud. Fue un modelo extraordinario de hija, esposa, de madre, de viuda y de monja.

Cuando sus padres tenían una edad avanzada sentían gran preocupación de que se quedara sola en el mundo y querían que se casara, a lo que Margarita obedece y contrae matrimonio con un joven atractivo llamado Paolo Ferdinando Mancine, la familia Mancine era de una buena posición social.

Se cree que Santa Rita se casa a la edad de 14 años, la ceremonia fue sencilla de acuerdo con las costumbres de esa época ya que estaban prohibidas las celebraciones lujosas, ambos esposos se fueron a vivir a una pequeña casa, Rita se dedicó a ser feliz a su esposo y a la vez se preocupó por sus padres, trabajando en las labores del hogar y del campo.

Paolo Ferdinando, era de carácter fuerte, difícil, caprichoso, bebedor, violento, promiscuo, tenía muchos enemigos y había matado a un hombre por influencia de su padre, que no era un buen cristiano.

Santa Rita acepta su papel de esposa y encuentra su fortaleza en Jesucristo y dedica su vida a la oración, sufrimiento y silencio, ya que cuando deseaba intervenir en una conversación en la familia de su esposo, era mandada a callar.

La familia de su esposo vivía con rencores y en un ambiente de mucha violencia, Paolo como funcionario, siempre se vio arrastrado al conflicto, donde le causa mucha tensión y estrés, pero Margarita con oración y paciencia logra la transformación de su esposo y lo convierte en un gran hombre.

La pareja tiene unos lindos gemelos que llenan el hogar de mucha felicidad, pero a la vez ronda mucha preocupación, ya que era madre, esposa y ama de casa, mientras que Paolo trabajaba como vigilante de la cuidad y era un trabajo muy peligroso.

Una noche Paolo no llega a casa lo que es extraño para el nuevo Paolo, Rita sabía que algo había ocurrido y al día siguiente fue encontrado asesinado. Esto causa profundo dolor en Santa Rita, después de 18 años de matrimonio.

En el velorio Rita perdona a los asesinos de su esposo, este gesto no fue bien visto por sus familiares, quienes deseaban venganza y esto trataban de inculcarle a los hijos de Rita, ella pensaba que si sus hijos tomaban venganza sus almas serian corrompidas y Dios no los aceptaría en el cielo, pero sus hijos juraron vengar la muerte de su padre, por lo que Rita lo único que hacía era persuadirlos y orar.

las suplicas de Santa Rita de Casia no fueron suficientes para que ellos eludieran la decisión de venganza, por lo que la afligida madre rogó al Señor para que salvara a sus hijos, ella sabía que era más importante salvar sus almas, por lo que Rita le pide a Dios que tomara sus vidas, ambos padecieron una terrible enfermedad y antes de morir perdonaron a los asesinos.

Rita da agradecimientos al señor por escuchar sus suplicas, ya que sus dos hijos habían muerto por causas naturales, en paz y libres del veneno del asesinato, que la venganza y el odio pudo haberles causado.

Santa Rita de Casia sola en el mundo y sin responsabilidades familiares decide entrar al convento, pero fue rechazada por miedo a que la venganza de su esposo llegara a interferir en la paz y armonía del convento.

Pocos son los santos que han gozado de tanta devoción como Santa Rita, su devoción favorita era meditar la Pasión de Jesús, intenta cumplir su deseo de infancia de ser religiosa, pero 3 veces es rechazada por el convento de las Agustinas de Casia.

Rita intercede a sus tres santos patronos: San Juan el Bautista, San Agustín y Nicolás de Tolentino, para que la ayudaran hacer su sueño realidad.

Ella se puso en oración y cierta noche oyó que la llamaban tres veces por su nombre, abrió la puerta y se encontró con San Agustín, San Nicolás de Tolentino y San Juan el Bautista, de quien ella era muy devota.

Ellos le piden que los siga y después de recorrer las calles, sintió que la elevaban en el aire y la empujaban suavemente hacia Casia hasta encontrarse arriba del Monasterio de Santa María Magdalena, allí cayó en éxtasis y cuando volvió en sí estaba dentro del Monasterio, las campanas suenan sin que nadie las tocara, lo que se cree que eran ángeles que le daban la bienvenida al convento y las monjas agustinas no pudieron negarle más el ingreso a la comunidad.

Rita a la edad de 36 años se comprometió a seguir la antigua regla de san Agustín, donde durante 40 años se entregó a la oración, las obras de caridad y se esforzaba por conservar la paz y la armonía entre los ciudadanos de casia, con un amor puro a Jesús.

Santa Rita escucha predicar al sacerdote sobre la pasión de Nuestro Señor Jesús y a sus 60 años mientras contemplaba la imagen de Jesús sacramentado, le pide al Señor participar de su sufrimiento en la cruz y le aparece una pequeña herida en su frente como estigma, como si una espina de la corana de Jesús se hubiera soltado y clavado en su propia carne, durante 15 años tuvo este estigma, a pesar del dolor que experimentaba, lo ofreció valientemente por el bienestar físico y espiritual de los demás, a diferencia de otros santos, sus llagas olían a podrido y tuvo que vivir aislada durante muchos años.

Santa Rita de Casia nos enseña que el amor exige un comportamiento de bondad, humildad, paciencia, gratuidad, tolerancia, esperanza, comprensión, fe y misericordia.

El Señor le quita su estigma al ir a una peregrinación a Roma y de regreso le aparece de nuevo el estigma, aislándose nuevamente.

La hora de su muerte nos la relatan también llena de deliciosos prodigios, cuando se le pregunta si tenía algún deseo en especial y pide que le traigan una rosa del Jardín de sus padres, era un favor difícil de otorgar en el mes de enero, sin embargo, la mujer al llegar a la casa de sus padres, descubre con asombro una sola flor de vivos colores en el arbusto que Santa Rito dijo.

Sus últimas palabras a sus hermanas antes de morir fueron: permanezcan en el amor sagrado de Jesús, deben permanecer en obediencia a la santa iglesia Romana, permanezcan en paz y caridad fraterna.

Al morir de tuberculosis su habitación se ilumino y las campanas tocaron solas, después de una grave y dolorosa enfermedad murió en 1457, la herida de espina en su frente desapareció y en su lugar quedó una mancha roja como un rubí y se olía una agradable fragancia.

Su cuerpo sigue en la Basílica de Santa Rita en Casia, Italia.

Rita fue beatificada por el Papa Urbano VIII en 1627, cuyo secretario privado Fausto Cardinal Poli, había nacido a 15 km de Roccaporena, que había sido el lugar de nacimiento de Rita.

León XIII la canonizó el 1900, ya que hacía falta un milagro para preparar el camino a la canonización, luego se su muerte ha crecido mucho el número de sus devotos.

Rita murió en el convento agustiniano el 22 de mayo de 1457 a la edad de 76 años, los fieles se agruparon en el lugar para acompañar a la santa, que expulsaba un intenso olor a fragancia.

Su cuerpo se conserva hasta la actualidad y comenzaron rumores de que por intercesión de la monja sucedían curaciones milagrosas, por lo que la devoción por Santa Rita se extendió por toda Italia.

biografia de santa rita

Los Milagros de San Rita de Casia

Cerca del sagrado cuerpo de Rita se ven innumerables enfermos y heridos graves curados: ciegos que fueron iluminados, mudos que recobraron el habla y cojos que fueron sanados, libero endemoniados y no falta quien afirma haber sido salvado de la muerte gracias a la intercesión de Sor Rita.

Los milagros más conocidos realizados por Santa Rita:

  • Giacomuccia de Leonardo de Ocone, atormentada por muchos años por grandes dolores en las piernas, fue llevada en brazos ante el cuerpo de la Beata, donde se encomendó al Señor y a ella, se detuvo ocho días en la iglesia, después de lo cual fue curada y con mucho gozo, dio gracias a Dios y la Beata Rita.
  • Cecca de Gio de Biselli, nació muda, pero al visitar el cuerpo de la Beata y luego de rezar algunas oraciones comenzó a hablar y a recitar el Ave María.
  • Lucia de Santi, del Castel de Santa Maria de Norcia, ciega de un ojo y con escasa visión en el otro, fue llevada ante el cuerpo de la Beata Rita, después de quince días de intensas oraciones se le abrieron los dos ojos y pudo ver claramente.
  • Cosimo Pelligrini, que sufría de gastroenteritis catarral crónica y de una aflicción hemorroidal tan grave que no había esperanzas de recuperación, cierto día cuando regresaba de la iglesia, se sintió tan débil por su enfermedad, los médicos recomendaron recibir los últimos Sacramentos mientras estaba postrado en la cama próximo a morir,  cuando de repente vio a santa Rita en actitud de bienvenida, dándole fortaleza y volviendo a tener apetito y en un periodo de poco tiempo, fue capaz de hacer las labores de un hombre joven, aunque ya era un hombre viejo.
  • Su milagro más popular, es el perfume que emana su cuerpo sin vida y que es confirmada por todas las personas que han visitado sus restos, siendo una fragancia de intervención divina.
  • Matteo del Rey de Ocone, tenía a su hijo Bernardo afectado por una piedra dentro de la vejiga, que le producía un intenso dolor y rogó a la Beata Rita y por su intercesión fue curado satisfactoriamente.
  • Elizabeth Bergamini que, por causa de la viruela iba a perder la visión y sus padres preocupados por la grave enfermedad, donde la medicina era inútil, decidieron enviarla al convento de San Agustín en Casia, suplicando con fervor a santa Rita, que liberara a su hija de la ceguera, 4 meses después recupera la vision y junto con las hermanas del convento da gracias a Dios y Santa Rita.
  • Battista D’Angelo del Colgiacone, afectado de ceguera, mandó a creyentes a rogar al Señor delante del cuerpo de la Beata Rita y por misericordia infinita, sus plegarias fueron atendidas y recobró la vista.
  • Lucrezia de Pablo de Colforcello, enferma durante varios años, hinchada por hidropesía, fue llevada ante el cuerpo de la Beata Rita y después de haber orado con mucha fe, regresó curada.

Cada que acontece un milagro por santa Rita, se esparce un suave aroma manifestando su presencia en el recinto, cada vez que nuestro Señor Jesucristo concede alguna gracia por la intersección de la Beata Rita, esta fragancia se percibe durante muchos días.

Santa Imelda Lambertini

El 12 de mayo se celebra la fiesta de Santa Imelda Lambertini.

historia imelda lambertini

Biografía de Imelda Lambertini.

Devota Imelda Lambertini, nació en 1322, en Bolonia, vivió en el siglo XIV, era la hija menor del conde Egano Lambertini y su madre Castora Galuzzi, fue la hija predilecta de sus padres y hermanos mayores, Sus padres eran ilustres en nobleza y en virtud, donde enseña a sus hijos la caridad por los más desamparados y enfermos, su madre vivía triste porque no tenía una hija, se llena de devoción por el rosario, del cual era muy devota, donde se le concede el milagro. Imelda aprende de ellos la humildad y caridad para el prójimo, dentro de su núcleo familiar había grandes jerarcas de la iglesia y uno de sus miembros era Papa: Benedito XIV.

Mas historias y oraciones de Santos Católicos:

Cuando era pequeña lo que más le agradaba escuchar era las palabras de Jesús y María y cuando empieza hablar era las palabras que pronunciaba con mas frecuencia.

Imelda a su corta edad, hacia pequeños altares frente a los cuales oraba horas enteras, era de una gran belleza, donde los pelegrinos que acudían a verla se quedaban admirados de tanta hermosura, Santa Inés de Roma, fue su ejemplo a seguir. Su mayor deseo era recibir la comunión, con apenas 5 años cuando acompañaba a sus padres en un oficio religioso en la catedral de Bolonia, le pide al sacerdote poder recibir a Jesús en la sagrada comunión, pero en esa época era imposible, ya que solo se autorizaba la comunión cuando los jóvenes tenían 14 años, pero con autorización clerical, podía rebajarse hasta los 12 años como mínimo. A medida que pasaba los años, mostraba una piedad excepcional, convirtiéndose en una amante de la oración, donde se construye un pequeño altar con imágenes de nuestro Señor Jesucristo, la virgen María a la que ella le decía: Manita y que adornaba con flores.

A pesar de su gran posición social, donde pudo ser una condesa, llena de opulencia en la corte, que, apenas cumplidos sus 9 años, conmueve a sus padres para continuar su educación primaria como interna dominica en el convento la santa Magdalena, a las afuera de la capital de Bolonia, donde había una residencia para niñas de buena posición social, donde les enseñaban el catecismo, aritmética básica, letras y arte. Imelda se gana el cariño de todas las monjas y en especial una admiración de la madre superiora, ya que era una niña silenciosa, amante de la oración meditativa, adoradora de las llagas de Cristo y del santo rosario que lo recitaba varias veces al día, donde este fervor religiosa en Imelda, se ajustaba a las reglas del convento, donde la madre superiora la destaco como un ejemplo de vida cristiana, incluso para muchas de las monjas consagradas de las cuales les era difícil hacer oración silenciosa y en mantenerse firme en acciones edificantes para el alma y dejar las murmuraciones y como Imelda era una recién llegada, esto le trajo grandes problemas a la pequeña, porque a pesar de su corta edad era un referente de piedad y caridad cristiana, donde tuvo que aislarse por tener problemas con compañeras de su misma edad, o por una que otra hermana del convento, pero esto la llevo a superar más espiritualmente y la llenaba de fortaleza día a día, acercándola más a Jesús, Imelda les suplica a las religiosas y a su confesor que la dejaran comulgar, lo que ellos rechazaron, pues aún no tenía la edad permitida. Mientras los demás niños jugaban Imelda escuchaba la vida de las santas y la instrucción religiosa que sus padres le dieron, siempre los acompañaba a hacer obras de caridad.

A las niñas pobres les regalaba sus mejores vestidos y todo lo que ella más apreciaba sus juguetes más bonitos, los juegos que más la entretenían, sus cuentos infantiles que más le agradaban. Visitaba a los enfermos y les gusta mucho hablar con ellos, sus padres se sentían feliz con su pequeña cuando la escuchaban relatar la vida de Jesús a los demás niños: cuando les narraba el nacimiento de Jesús en Belén, les hablaba de los reyes magos, la estrella de belén y como Jesús cuando era joven trabajaba en el taller con su padre San José que era carpintero,

también enseñaba la crucifixión de Cristo en el monte calvario, acompañado por María Santísima, María Magdalena, María Salome, María Cleofás y san Juan Evangelista.

como Insistía continuamente sus padres que la ingresaran en el convento de las dominicas de Bolonia que aceptaba niños internos, quienes solo eran sujetos a una mínima parte de la regla.

Era una jovencita muy alta para su edad, de figura frágil, muy seria, femenina y madura para su corta edad, donde era considerada como una mujer encerrada en el cuerpo de una niña, donde se le considera que practicaba parte de las reglas de la vida de las hermanas del convento: Hostilidad en los alimentos, oraciones comunitarias en silencio y de rodillas, penitencias y renunciar a sus horas de recreo, donde así crece su gran amor por cristo, donde medita en soledad los misterios de su pasión, pasando horas enteras frente al Santísimo sacramento del altar donde se guardan las hostias benditas, de rodillas sin importarle las inclemencias del clima, hasta que las hermanas le ordenaban ir a dormir, teniendo que cerrar la capilla a media noche, pero al amanecer regresaba de nuevo hacer vigilia con las primeras hermanas que acudían a rezar el magnifica, siempre la encontraba de rodillas a cualquier hora del día, algunas hermanas relataban, que el sito donde la niña se encontraba se percibía un olor similar a las rosas y lo mismo durante la noche, otras aseguraban de verla rodeada de una luz radiante, mientras permanecía orando por horas y horas antes Jesucristo crucificado.

A fines del año 1332, en compañía de sus padres que acudieron al convento, se le puso un hábito similar a los gastados que desechan las monjas en el convento, fue su propio confesor y director espiritual de las religiosas, el que le puso un hábito blanquecino de santo domingo, encima de la ropa de la niña, similar a la que usaban las postulante en ese tiempo, fue gran su felicidad que redoblo sus esfuerzos para crecer espiritualmente, para seguir el ejemplo de María Magdalena que acompaño a Jesús mientras el cargaba su cruz, cuando se dirigía asía el monte calvario.

El 12 de mayo de 1333, cuando Imelda había cumplido sus 11 años de edad, asistió con el resto de las monjas del convento a la vigilia de la ascensión del Señor a los cielos, siendo para Imelda un momento único, recordando en su mente las palabras de Jesucristo en la tierra ante sus apóstoles: Se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra, vaya pues y hagan discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del padre del hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que les he enseñado y sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos.

Pero como Imelda era la más joven, fue la única que no recibió la primera comunión, cuando todos se disponían a salir de la capilla, cuando perciben una fragancia casi divina que inunda todo el convento y que padece emanar del santísimo sacramento del altar, cuando las hermanas ven que una hostia se eleva hasta donde está la niña que estaba fuera de sí en oración, inmediatamente le hicieron notar al sacerdote que había celebrado la misa, que admirado ante ese milagro acude asía la niña que aún continuaba de rodillas y agradeciendo al cielo exclama: Por fin mi Señor, mi esposo y creador, vienes al encuentro de tu pequeña sierva, Imelda aun en éxtasis recibe la comunión, agradeciendo al cielo, entro en un estado de embelesamiento a causa de la presencia de Cristo, muere por causa de un fallo cardiorrespiratoria, siendo su primera y última comunión.

La iglesia la recuerda con la frase que muchas veces repetía en vida: Jesús dijo: Mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida, el que come mi carne y bebe mi sangre, mora en mí y yo en él. Juan 6:56-57

Veneración y beatificación de Santa Imelda Lambertini.

En su corta vida fue un ejemplo de amor y adoración, al sagrado cuerpo de nuestro Señor Jesucristo, representado en la sagrada comunión.

Los restos incorruptos de la beata Imelda, se encuentran en la iglesia de San Segismundo en Bolonia.

Fue beatificada en 1826 por el papa León XII y fue declarada patrona de los primeros comulgantes en 1910 por el papa Pio X quien, en ese año, decreta que los niños podrían hacer su primera comunión a una edad menor a la establecida anteriormente.

Una congregación de religiosas afiliada a la Orden de los Predicadores lleva su nombre: Congregación de Hermanas Dominicas de la Beata Imelda.

Beatificación 1826 por el papa León XII, hizo justica a esta santa, en base a tanto milagros que colgaba de los muros de su iglesia, dándole agradecimiento por el favor recibido, declarándola Beata Imelda Lambertini, como patrona de los primeros comulgantes.

Oración Imelda Lambertini.

Bienaventurada Santa Imelda,

aquí me tienes postrado a tus pies,

para pedirte me llenes de paz, fe y amor

por los méritos de Jesús sacramentado, y ayúdeme para que igual que tú

sienta ese mismo amor y fervor por la virgen María,

intercede ante nuestro Padre Celestial,

por toda mi familia en especial por mi

hijo que anda en malos caminos, en particular te pido

me concedas el gran favor de devolverle la salud a mi querida esposa.

Préstanos tu ayuda, oh amabilísima Abogada nuestra,

Espero no te olvides de los más necesitados,

enfermos, secuestrados, ancianos abandonados.

Amén.


Oración.

Oh venerable y piadosa niña,

tú que moriste de amor por Jesús,

en el instante que recibiste la comunión,

ayúdame y enséñame lo que más le pueda agradar a nuestro señor,

Para que nunca desprecie mi vida y puedas alcanzar las glorias infinitas

de nuestro gran creador Dios nuestro,

Oh Patrona de la Primera Comunión, ruega por nosotros,

para que seamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo,

que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.