San Martín de Porres

san martin de porres milagros

Oración a San Martín de Porres

Dios y señor mío,

Aleja de mi todo pensamiento de soberbia y vanidad,

Si  quieres valerte de , para expresar tu grandeza

Yo te serviré, 

Pero como el más bajo y despreciable de tus servidores,

Gracias señor, por el don inapreciable de tu fe,

Y la llamo tu fe, porque más que mía es tuya, 

Yo solo puse un solo de riesgo y , 

La certeza y la seguridad de la mía.

Amen.


Oración a San Martín de Porres por los enfermos

Señor Nuestro Jesucristo,

Que dijiste, pedid y recibiréis,

Humildemente te suplicamos que,

Por la intercesión de San Martín de Porres, escuches nuestras suplicas. 

Y concédenos el favor que tanto necesitamos:

Te rogamos por la paz del mundo, por todos los enfermos

Y apiádate de aquellos que esta desahuciados y agonizando, 

Concédale llegar pronto Asia la eternidad. 

Te lo pedimos por los méritos de tu hijo Jesucristo.

Amen. 


Querido Fray Martin de Porres, 

Santo admirado por su humildad y obediencia Asia Dios.

Ayúdame cada día a ser una persona humilde y misericordiosa

Como tú lo fuiste en la tierra, 

Te pido intercedas ante Dios por mi familia,

Líbralos de todo mal y peligro

y concédeles alcanzar una vida llena de fe, sabiduría, salud, paz, y felicidad,

Aléjalos de todo mal de cuerpo y alma

Y llévalos con Dios a cada uno de ellos.  

Interceda por mis seres queridos que ya pasaron a la otra vida,

Para que pronto puedan ver el amor de Dios

Y vivir libres de todo sufrimiento.

Por Cristo nuestro Señor. 

Amén. 


Oración a San Martín de Porres por los animales

Oh glorioso san Martín, 

Intercede ante nuestro padre Celestial por todos los hogares del mundo,

En especial por mi hogar, donde hay tanta desunión y violencia,

Te pido por la paz del mundo e intercede por todos los enfermos

En especial por lo que hoy están en agonía,

Te pedimos que protejas a los animales, ancianos y niños que están sin un techo,

Ni alimentos para poder vivir. 

Tu que viviste solo para Dios,

Para sanar a los enfermos y para proteger a todos los necesitados,

No te olvides de tantas penas,

Por eso acudo a ti mi protector San Martín de Porres. 

Alcánzame tu espíritu de caridad y servicio,

Para que amorosamente les sirva a mis hermanos

Y a hacer el bien a todos los que me rodean. 

Padre celestial, por los méritos de tu fiel siervo San Martín,

Protégenos y concédenos la paz, la fe y la esperanza.

Te lo pedimos por los méritos de tu hijo Jesucristo,

nuestro Señor.

Amén. 

san martin de porres frases

Historia de San Martín de Porres. 

Nació el 9 de diciembre de 1579 en Lima, Perú, era un negro mulato que se presentaba como Martin de Porres servidor de Dios y popularmente conocido como fray escoba. 

Vivió en extrema pobreza al lado de su hermana y su madre, pero su padre al ver la forma tan precaria en la que vivía decidió reconocerlo.

Desde pequeño trabajo como colaborador de un barbero y cirujano, oficio en la cual adquirió conocimientos de cirugía menor, oficio en el cual gano reconocimiento como sanador de enfermos.

Todo el dinero que ganaba en su trabajo era para donarlo a los pobres y ayudar al más necesitado, aunque en 1594 entró en la Orden de Santo Domingo de Guzmán, para dedicar su vida completa al servicio de Dios.

Personas de todas las clases sociales, lo buscaban para obtener alivio y sanación espiritual, en 1603 se le concedió el hábito de religioso, otorgando votos de pobreza, obediencia y castidad.

San Martín de Porres se sometía a duras penitencias y a intensas horas de oración, durmiendo y comiendo muy poco, servía como enfermero a sus hermanos dominicos y a todo aquel que lo necesitara.

Fray Martín cultivaba en el monasterio las plantas medicinales que aliviaban a sus enfermos, cuando las personas se enfermaban, el salía en su ayuda y entraba a cualquier casa o cárcel con las puertas cerradas, sin necesitar de la llave.

Una da sus actividades era barrer, por eso era reconocido como el fray escoba y le gustaba enseñar esta labor, decía: esa no es la forma de barrer, tomen la escoba con amor, la escoba es símbolo de limpieza exterior e interior, observen que no hay que apretar demasiado el palo, dejen que la escoba vaya suave con el movimiento del cuerpo y el movimiento del brazo, así queda limpio el suelo y también el alma, por eso hay que barrer la tierra y también los pecados.

Compartió grandes momentos de su vida con los animales, decía que todo animalito bien sea ratón, gato o perro, eran criaturas de Dios.

Nunca olvidemos que en el paraíso convivían en armonía los animales y el hombre, y fue precisamente el egoísmo del hombre, el que perdió el orden el equilibrio y vino la perdida y la gracia de Dios.

Sentía una gran amistad así los animales los cuales les decía: ves que belleza es la paz y la armonía, cuando en un plato los ponía a comer al gato, perro y ratón.

Oración a San Martin de Porres

La biografía de San Martín de Porres

Vivía en continua interrogación con Dios, pero a la vez le decía: quien soy yo para interrogarte, 

soy un esclavo de Dios y no de los hombres, soy un esclavo de Dios por mi propia voluntad, esas palabras se las dirigió a su padre cuando quiso sacarlo del convento.

Odio la injusticia y la tiranía, pero tengo compasión por el hombre ciego y violento, creo en la victoria del amor sobre el odio, la unión de todos, pero una unión basada en los derechos humanos en la justicia. 

Lucho mucho por la esclavitud¨mi cristo es lleno de amor y no de látigo, es la ley de los hombres no de Dios, Jesús dijo: amaos los unos a los otros, no debe haber diferencia de razas y de credos entre los hombres de buena voluntad, cuando un alma está cerca de Dios, la muerte es solo un hilo que se rompe para la perfecta unión¨.

Evangelizo a indios y esclavos, y trato de mitigar sus sufrimientos, escuchaba la voz de Dios que le decía: que él era la perfección de los humanos, porque tu fuerza espiritual es igual a Dios, eres un santo tu poder será infinito y harás milagros, serás venerados en los altares el cual él le decía que no era digno de escuchar su voz.

Murió a los 60 años, el 3 de noviembre de 1639 en Lima, Perú. Fue canonizado en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, por el papa Juan XXIII en 1962 y fue el primer mulato en ser canonizado por la iglesia católica.

Los milagros aprobados por la Iglesia para su canonización ocurrieron en Asunción y en Santa Cruz de Tenerife.

El 3 de noviembre se celebre la fiesta de San Martin de Porres y sus restos mortales descansan en la Basílica y Convento de Santo Domingo de Lima.

Frases Célebres de San Martín de Porres. 

  • Lo que hace el hombre por el bien del hombre, vive eternamente.  
  • Dios hizo grande al ser humano y su grandeza no podrá ser olvidada. 
  • Si tuviera 20 años pediría que me mandaran como misionero al oriente, para predicar el amor de cristo, para llevarles un mensaje de paz a mis hermanos los hombres, para que dejen el odio, la injusticia, que entiendan que solo el amor los puede salvar y que ayuden al necesitado con el amor de Dios.  
  • Seamos grandes y hagamos cosas importantes ante los ojos de Dios y no ante los hombres. 
  • Cuando el espíritu viaja no hay distancia. 
  • Donde hay fe, hay amor; donde hay amor, hay paz; donde hay paz, esta Dios, y donde esta Dios, no falta nada. 
  • A los enfermos: Yo te curo, Dios te sana. 
  • Barriendo nos enseña que hay que trabajar para comer el pan de cada día. 
  • Nos enseñó el amor a Dios, al hombre y murió en la cruz para salvarnos del pecado y de la muerte. 
  • A través de los animales como el perro, el gato y el ratón, nos enseña a vivir como hermanos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *